Camino que se abre

Como proyecto para este año que comienza, se me ocurrió apelar a una de mis inquietudes artísticas -tengo más de una, sí- y desafiar mi procrastinación habitual. Me he propuesto alimentar este blog diariamente, subiendo una foto que ilustre cada día.
No persigo fines periodísticos, ni anecdóticos, ni siquiera exhibicionistas. Para eso están los diarios, los fotologs, y las redes sociales. Sólo es una forma de obligarme a dedicar todos los días un rato a ver un poquito más allá.
Algunas serán muy elaboradas, otras acarrearán historias, reflejarán emoción o simples hechos de los cuales habré sido testigo circunstancial.

Me gusta definirme como un hombre de la pampa húmeda. Con horizontes eternos, atardeceres mágicos, y los colores ancestrales del campo. Esta primera foto que subo, muestra algo de eso.

4 comentarios:

  1. ¡Celebro este proyecto! Y ya me gustaron mucho las dos primeras fotos. Esto pinta bien.

    ResponderEliminar
  2. Un abrazo. Y me alegra ser testigo de muchos de estos momentos!!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el proyecto, ya me puse a seguirte. Abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Me encantó tu autodefinición!!! sobretodo lo de ancestral... jajaja...
    Muy buen emprendimiento... abrir caminos... eso haz hecho muchas veces para mi...

    ResponderEliminar