Siesta

Ya tomé la teta, me cambiaron los pañales, hice provechito y ahora, a dormir un rato la siesta.


Sabrán disculpar que estos días el blog se haya vuelto monotemático. Corresponde.

2 comentarios:

  1. La total ausencia de estrés en la vida de Nicolás es envidiable.
    Y la placidez que transmiten estos pies es contagiosa.
    Y sí, el monotemismo corresponde. Absolutamente.

    ResponderEliminar
  2. Nos alegramos que Nicolás no tenga estrés, y transmita Paz a todos.
    Nuevamente felicitaciones.
    Los Apesteguía/Marzo

    ResponderEliminar